Seleccionar página

Urb. Costabella, Marbella. Interior.

Y algunas veces, sucede, digo, que nadie nos para. Que no nos detenemos en el rodapié, en el grifo, en el repaso de pintura, sino que vamos más allá. Y nos da por imaginar mesitas de noche, y lámparas, y bodegas, y cabeceros, y mesas de comedor, y espejos, y el cliente no parece poner demasiadas objeciones, y poco a poco la casa se va llenando de objetos, de muebles hechos a medida, de cortinas, de cojines, de vida, y todo, digo, parece estar cosido por un hilo invisible que no empasta, que lo ata, que lo une. Algunos veces sucede.

Facebook
LinkedIn
Pinterest
Instagram